FECHA: 12 / AGOSTO / 2015
CELEBRAMOS EN MARBELLA LA PRIMERA EDICIÓN DEL TORNEO BENÉFICO DE PÁDEL
DE INFANCIA SIN FRONTERAS




El Club Nueva Alcántara (San Pedro de Alcántara, Marbella) acogerá los próximos días 13, 14 y 15 de agosto el I Torneo Benéfico de Pádel de Infancia sin Fronteras.

El objetivo de este evento que aúna deporte y solidaridad es recaudar fondos para nuestro proyecto de seguridad alimentaria para niños y niñas de San Luis de Sacaca, una comunidad indígena y aislada del norte de Potosí, en el altiplano boliviano. La escasez de recursos económicos de las familias de la zona, agravada por una situación geográfica complicada y otros factores, hacen que se trate de una de las regiones con mayor índice de pobreza del país. Contra esta realidad, Infancia Sin Fronteras lleva trabajando algunos años junto con la población local para abastecer a la población infantil de una alimentación sana y equilibrada.

El Torneo contará con las categorías Masculino 2ª, Masculino 3ª, Masculino 4ª, Infantil Sub 10, Infantil Sub 12 y Mixto; y los premios que esperan a los ganadores son de gran calidad: Pala Adidas, Altavoces MP3, Pack moda y complementos Kaotiko, mochila Adidas.

Estamos preparando un torneo de pádel muy especial, que incluirá un test de palas de Adidas Pádel, un clinic con la padelista Marta Ortega, una Cena Solidaria el día 15 a las 21:30 horas y el sorteo de grandes regalos: viajes, entradas a conciertos y parques temáticos, paseos en barco, estancias en hoteles, cenas, robot de cocina, artículos de moda, complementos, calzado, material deportivo y mucho más. Puedes consultar las bases del sorteo aquí.

El I Torneo Benéfico de Pádel de Infancia sin Fronteras, además del club de Pádel y Tenis y Nueva Alcántara, cuenta con la colaboración de numerosas marcas y entidades sin las cuales no sería posible: Adidas, El Corte Inglés, C. de Salamanca, Jaguar, VisionLab, Padel Manager, Bang & Olufsen Marbella, Air Europa, Parque Warner, Fundación Atlético de Madrid, Folli Follie, BiBo, Papel y Diseño, JHK T-Shirt, Miss García, Starlite, Bodegas Carchelo, Enessima, Kaotiko, Taberna TierrAranda, Distribuciones La Elite, Playa Senator, Avis, Campofrío, CuatroFitness, Marbella BoatCharter, Fanautic Club, Taller eMarketing, Cuenta Con Ello y Jugador Doce.

Puedes apuntarte a cualquiera de las actividades del Torneo en el Club Nueva Alcántara:
95 278 83 15 / attcliente@clubpadelnuevaalcantara.com
CN-340, km 171,5, 29670 San Pedro de Alcántara, Marbella).


Si estás cerca, ¡anímate a participar!

FECHA: 25 / JUNIO / 2015
LLUEVA O NO, INFANCIA SIN FRONTERAS CONTINÚA SU TRABAJO EN NICARAGUA










La temporada húmeda ha llegado este año a Nicaragua marcada por la tragedia: seis fallecidos y miles de familias afectadas son la consecuencia de las inundaciones provocadas por las intensas lluvias de las primeras semanas de junio. A esto deberíamos añadir el agravamiento de la epidemia del virus chikungunya, una enfermedad que, como todas aquellas transmitidas por una picadura de mosquito (en este caso el aedes aegypti), sufre repuntes con la llegada de las lluvias.

Suele decirse que nunca llueve a gusto (o disgusto) de todos; y es que, a pesar de las desgracias, y tras varios meses de incertidumbre, los productores agrícolas nicaragüenses se muestran optimistas tras las lluvias caídas durante las últimas semanas. Los campesinos han comenzado a sembrar maír, frijol rojo o arroz para intentar contrarrestar el riesgo de sequía del que vienen alertando diferentes agencias como consecuencia del fenómeno conocido como El Niño (un proceso de calentamiento en las aguas del Pacífico oriental que provoca una disminución de las precipitaciones acumuladas). En cualquier caso, el sistema de miles de pequeños productores sigue siendo el de una economía de subsistencia, extremadamente vulnerable a cualquier perturbación climática; y estas, las familias campesinas, son en la mayoría de los casos los más afortunados de entre los colectivos con los que trabaja Infancia sin Fronteras.

Vemos, por tanto, que la lluvia tiene una gran influencia en la situación nutricional de algunas de las familias más vulnerables de Nicaragua, especialmente en el área rural; la misma lluvia que también tiene un relación estrecha, ya no solo con la la propagación del chikungunya, sino con la incidencia de neumonías, faringitis y otras infecciones respiratorias. Y estas son las problemáticas que aborda Infancia sin Fronteras con el programa "Promoción del Derecho a la Salud Infantil en 15 comunidades de Matagalpa", en la zona norte de Nicaragua. Se trata de un programa integral, con un universo de beneficiarios cercano a los 12.000 niños y niñas, para el que la ONG cuenta este año con el apoyo y financiación de diferentes instituciones como la Agencia Extremeña de Cooperación Internacional para el Desarrollo, la Diputación de Sevilla o el Ayuntamiento de Pamplona.

En pocas palabras, se trata de una intervención que se sustenta en 3 pilares básicos: prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades infantiles más comunes y de los déficits nutricionales que suelen estar asociados a éstas. Precisamente, durante los primeros 6 meses de ejecución, y a través de los controles sistemáticos de peso y talla que se realizan en las 15 comunidades beneficiarias, el proyecto ha detectado distintos grados de malnutrición en aproximadamente el 20% de la población menor de 12 años. Siguiendo la metodología del programa, el 100% de los casos detectados han sido incluidos ya en un sistema de recuperación nutricional que, en función de la edad del niño o niña afectado, comprende la administración de complementos vitamínicos y de sulfato ferroso, la entrega de papillas especiales para bebes o el reparto de un batido multicereal diseñado especialmente para este programa (y que, en el caso de los lactantes con riesgo de desnutrición, también es consumido por las propias madres).

El programa "Promoción del Derecho a la Salud Infantil en 15 comunidades de Matagalpa" se articula alrededor de dos figuras fundamentales: los promotores comunitarios y el personal médico. Si estos últimos son los encargados de visitar quincenalmente cada una de las comunidades y ofrecer consultas gratuitas a la población infantil (y, en verdad, a toda aquella que lo necesite), el promotor es el altavoz del programa en los barrios. Y no solo eso, sino que se encarga de repartir los complementos nutricionales entre las familias y, si es necesario, va casa por casa recordando la importancia de no saltarse ningún control, chequeo o jornada de vacunación. Es precisamente para estas jornadas que se cuenta con la participación del Ministerio de Salud de Nicaragua, organismo que, además de coordinar con el equipo médico de Infancia sin Fronteras estas jornadas conjuntas de vacunación, está implicado en muchas de las charlas de sensibilización y educación que se organizan en las comunidades beneficiarias, impartiendo materias tales como higiene y salubridad, sintomatología, la importancia de la vacunación, etc.

Desde Infancia sin Fronteras deseamos que, por una vez y durante lo que resta de temporada húmeda, pueda llover a gusto de todos; y si no es así, trabajaremos duro con éste y otros proyectos para mitigar en la medida de lo posible los efectos que, sobre la morbilidad infantil, pueda tener la escasa disponibilidad de alimento o la incidencia de las enfermedades más comunes.

FECHA: 25 / MAYO / 2015
JORNADA DIVERTIDA Y SOLIDARIA EN EL PARQUE WARNER CON POL ESPARGARÓ

FECHA: 21 / MAYO / 2015
LA UNIVERSIDAD ABRE UNA VENTANA
AL PAÍS MÁS POBRE DEL MUNDO






Desde el próximo día 18 de Mayo, y hasta fin de mes, podrá verse en la Biblioteca de la Universidad Pablo de Olavide la exposición Níger: 187, una muestra de la situación de la mujer y la infancia en este país africano de la mano de Infancia sin Fronteras, y ordenanda en torno a uno de los proyectos de cooperación financiados por la Diputación de Sevilla.

Durante los últimos quince años Níger ha ocupado el último puesto del Índice de Desarrollo Humano (indicador social elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarollo), en un total de siete ocasiones. Así ha sido en la última revisión de la estadística, la de 2014, en la que este país del Sahel ocupa nuevamente el último lugar, el 187. Trasladadas al mundo real, estas asépticas cifras significan que el 73% de sus habitantes viven en situación de pobreza extrema, o que casi un 44% de la población infantil se encuentra al borde de la desnutrición.

Infancia sin Fronteras trabaja en Níger desde 2005, cuando se alcanzó la peor situación de crisis derivada de la recurrente sequía y una terrible plaga de langosta. Desde entonces la organización ha combinado acciones de ayuda humanitaria y pura emergencia con la ejecución de proyectos de desarrollo. El equilibrismo entre corto y largo plazo que supone luchar contra las causas del hambre al tiempo que se intenta mitigar sus efectos.

Podría decirse que la inseguridad alimentaria, el principal problema que aqueja a la población de Níger, y que se traduce en periódicas y alarmantes cifras de desnutrición infantil (con las dramáticas tasas de morbilidad y mortalidad asociadas), tiene mucho que ver con un precario sistema productivo agrario que, además, es extremadamente vulnerable a la sequía endémica que sufre la región. Por este motivo Infancia sin Fronteras viene impulsando desde hace años la creación de estructuras productivas sostenibles en el ámbito de las comunidades rurales donde trabaja. Concretamente, desde 2011 se han puesto en marcha nueve huertos asociativos gestionados por mujeres.

La experiencia sobre el terreno indica que aquellos proyectos donde se involucra activamente a la sociedad civil beneficiaria resultan más exitosos. Esto es particularmente visible cuando hablamos del trabajo con asociaciones y colectivos de mujeres. Pero es que, además, colocar a la mujer (a la madre) como beneficiario de las intervenciones de desarrollo ha demostrado ser la mejor manera de que los resultados e impactos positivos se filtren hacia sus hijos, hacia la niñez, que no deja de ser el objetivo último de Infancia sin Fronteras. Empoderar a la mujer es promover su autonomía y, a un mismo tiempo, salvaguardar los derechos de la infancia.

El huerto que ha beneficiado a 50 familias en la comunidad rural de Safo Nassarawa (Valle del Río Goulbi Maradi, Níger) y que ha contado con la financiación de la Diputación de Sevilla es un ejemplo de esta metodología de trabajo, además del eje vertebrador de la exposición Níger: 187, que desde el 18 hasta el 29 de Mayo estará abierta al público en la Biblioteca/CRAI de la Universidad Pablo de Olavide, en la zona de descanso de los estudiantes. La muestra, compuesta por nueve paneles informativos, explica las actividades y los resultados alcanzados por el proyecto, al tiempo que ofrece al público una visión de las principales problemáticas que afectan a esta república africana, comunes a la mayor parte de los habitantes del Sahel, una franja de tierra donde cincuenta millones de habitantes sobreviven en permanente riesgo de emergencia. Si estás lejos, puedes ver la exposición virtual aquí.

FECHA: 21 / ABRIL / 2015
5 AÑOS DE UN PROYECTO MUY NECESARIO

FECHA: 25 / FEBRERO / 2015
CONCIERTO SOLIDARIO DE LUCÍA GIL PARA INFANCIA SIN FRONTERAS